Review; DRAKUM “Trollmin” [Autoeditado]

Inicio » Críticas de Discos » Review; DRAKUM “Trollmin” [Autoeditado]

10380442_436696506532972_6825463131344574256_oCuando te llega un disco de este calado hay que ser justo e independientemente de si el disco es mejor o peor, señalar que el buen trabajo siempre da buenos resultados: esto viene a colación de que es una gozada poder apreciar el artwork, las letras, el disco en toda su esencia.

Entiendo que es jodido para un grupo mandar el disco físico con la que esta cayendo, pero si se quiere se pueden hace las cosas bien y que un crítico y melómano al que le falta un tornillo, pueda apreciar en toda su magnitud un trabajo como este “Trollmin”

También dije que ya desde el principio me han tocado la fibra sensiblera que uno guarda en lo que le queda de alma, y es que el mundo troll siempre me ha pirrado. En la ya desaparecida emisión de radio Fan Metal Show, donde tenia mi rinconcito, La isla negra, todos saben los programas que hice alabando las bonanzas de vivir siendo un troll, danzando a la luz de la luna, bebiendo cerveza y con buena música mientras devoramos algún pobre humano…ejem ejem.

Pues bien, este mini EP a sido grabado y mezclado en diciembre del 2014 y febrero de 2015 por el Sr. Ax desde Axtudio en Barcelona, y es un Ep que precede del disco del mismo 2014 “Torches will rise again” donde ya apreciamos la buena mano con los instrumentos que este grupo atesora.

La masterización se realizó por Tony Lindgren en los estudios Fascination Street de Suecia como no puede ser de otro modo, sacando un buen sonido global en el EP.

No podemos obviar también la portada, cuya obra de arte es de Kogaion Arte (Rumania).

El estilo esta firmemente enraizado e influenciado por grupos como Finntroll, aunque veo en Drakum un universo armónico mas abierto y poblado, un uso de las armonías mas amplio y con alma menos death metal y mas troll/folk metal.

Realmente estamos en un EP pensado para el disfrute sin cortapisas de sus fans, cuatro temas conceptuales en los que el primer plato es la diversión descarada y recia mientras saboreas, o regurgitas toda la carne humana, que como buen troll has comido previamente mientras te dejas el cuello haciendo Headbanging. Ya con esto a mi ya me han ganado.

Si a eso añadimos cuatro canciones en las que la velocidad, el cachondeo, el uso bastardo del folk y el metal con orquestaciones dan un autentico festín armónico y con una velocidad que te saca los empastes en la primera escucha.

Aquí hay buen metal, temas con buen andamiaje, atmósferas paganas que desde la desquiciada intro “Introll” ya deja claro por donde andas, y te empotra con “Wall of deadly trolls” abriendo la fiesta de Whistles, Trompetas, baterias y violines festivos confrontado a  un vocalista que domina junto a los coros la parte mas oscura del tema, siempre con un segundo plano en el sonido mas heavy y contundente.

Así ya, si no te han volado la cara, y sin que puedas coger mucho respiro, abre la canción “Magic potion of evil jester” mas oscura y de alma mas metálica que la anterior, predominando las partes mas duras, pero sin perder nunca de vista ese horizonte folk que enriquece el tema.

“Troll recipe” incide en la historia que el grupo presenta en este EP, y en este tema la fuerza que se imprime al bajo y a la batería hace que te sumerjas en un punto de falsa calma tensa que avanza a un climax que desemboca en un estribillo galopante y magnético; amen a esto el estribillo es perfecto para incendiar unos cuantos garitos al paso del grupo.

“Drunk troll” retoma la bis mas folk, pero aunando el toque mas metálico. Las líricas ganan en presencia dotando los grunts del vocalista de un bis mas gutural aun si cabe, y siendo, como no puede ser de otra manera, un tema de carrusel donde el violín tiene la batuta y genera las atmósferas headbanger y lúdicas que solo este genero brutal, pero festivo, que puede dar el matrimonio bastardo entre la music celta y folk con el metal mas cañero… y que buen maridaje realizan.

Con “Outroll” se cierra este EP con una pequeña sonata de piano, que recuerda a los films mudos de principio de siglo XX.

Pocas cosas negativas se pueden sacar de este EP. Veo un carácter propio en el grupo, que los distancia de sus influencias, veo también un alto nivel en el manejo de sus instrumentos, y las canciones, sin perder el filo melódico, guardan un componente lúdico y coreable, perfecto para el directo. Por contra, estamos en un país en el que quizás, si ya es difícil entrar haciendo heavy clásico, mas aun es si haces este estilo, y que para mi, este EP, se me ha hecho jodidamente corto.


Déjanos tu comentario