CRÓNICA: SNOT (Sala Cats, Madrid – 26.06.15)

Inicio » Crónicas de conciertos » CRÓNICA: SNOT (Sala Cats, Madrid – 26.06.15)

¡Por fin llegó el día! Snot realizaban el pasado viernes 26 de junio su primera visita a Madrid y a España, con lo que la expectación no debía ser poca. El grupo venía con Carl Bensley como cantante, un sustituto que contaba con la tara de tener que suplir vocalmente a alguien tan inconfundible y característico como Lynn Strait tras su fatídica muerte en 1998.

DSC_5522En un principio los cabezas de cartel venían acompañados por dos teloneros: Kyshera y Sunflower Dead, pero a la hora de la apertura de puertas pudimos observar unos carteles en la entrada de la sala Cats que rezaban: “Kyshera no actuará por problemas de salud en la banda”. Una pena.

Con bastante retraso comenzaba la actuación de Sunflower Dead, banda californiana que no se arriesga con las etiquetas musicales, ya que se definen como un grupo de Rock/Metal, pero que dejaba ver claras influencias del shock rock más a lo Alice Cooper que otra cosa (en cuanto al apartado escénico), y que yo catalogaría compositivamente de “Metal ultramelódico”. Frente a un público no demasiado numeroso descargaron un setlist cargado de pasajes melódicos (es de lo que se compone prácticamente toda su música), con algún berrido más bestia de forma muy puntual y atisbos de simpatía nu metalera. Su punto fuerte fue sin duda su cuidada puesta en escena, con un cantante muy activo que hasta bajó con el pie de micro a cantar entre el escaso público y unos guitarristas y bajista que no dejaban de moverse sobre el tablado. Personalmente me resultaron un poco lineales y cargantes, pero estoy seguro de que a mucha gente les resultará interesante su propuesta.DSC_5481

No me sorprendió que a las puertas de la sala, ajenos a la actuación de Sunflower Dead, se encontrase el auténtico público de este concierto; es decir, los que venían a ver a Snot, banda californiana de Nu metal tremendamente aclamada por su disco debut “Get Some”, que tristemente adquirió la fama poco antes de que su cantante falleciese.

Poco a poco la sala Cats fue recibiendo gente hasta conseguir una afluencia decente. Tras las pertinentes comprobaciones de amplificadores y sonorización, se subían al escenario John Fahnestock, Carl Bensley, Mike Doling, Jamie Miller y Sonny Mayo, ante una audiencia que enloqueció súbitamente.

En cuanto sonaron las primeras notas de “Snot” comenzaron sin preámbulos los mosh pits de la noche, que se mantuvieron hasta el último tema sin tregua. Me sorprendió ver lo auténtica que fue la presencia, pues todos los asistentes se sabían las letras al dedillo y conocían todos los temas, hasta tal punto que Carl Bensley subió a dos de los asistentes a tocar la guitarra en el que fue el momento de mayor desmadre de la noche, puesto que al mismo tiempo entraron al escenario los integrantes de Sunflower Dead con una bandeja cargada de chupitos. El punto álgido llegó con un cover de “Hit The Lights” de Metallica, en el que la locura se adueñó de toda la sala y los pogos se volvieron aún más violentos e intensos. El setlist dejó satisfechos a todos los presentes.

DSC_5551Mike Doling se encargó de rendir homenaje a Lynn, su compañero fallecido, siendo acompañado por el griterío de toda la sala, pero al mismo tiempo agradeció a Bensley la suplencia. Debo reconocer que tenía mis dudas sobre este último, pero me quedé perplejo al ver su potencia vocal y presencia escénica, desde luego es el sustituto para alguien insustituible.

En definitiva, un concierto muy intenso que quedó grabado en la memoria de todos los presentes por su calidad y por el buen rollo de la banda (poca gente se quedó sin una púa de los músicos).

FOTOS: JUAN MORILLAS


Déjanos tu comentario