Crónica: JINJER + RISE TO FALL + BOLU2 DEATH + THE FALL OF ATLANTIS. Nazca 4/05717, Madrid

Inicio » Crónicas de Conciertos y Festivales Rock y Metal » Crónica: JINJER + RISE TO FALL + BOLU2 DEATH + THE FALL OF ATLANTIS. Nazca 4/05717, Madrid

La espera llegada de los ucranianos estaba flanqueada por tres bandas más, de sur a norte, pasando por la banda de metalcore madrileña The Fall Of Atlantis, a quienes no llegamos a ver. Después tocaría el turno a los de Huelva Bolu2 Death y a continuación desde Bilbao Rise To Fall. Tres buenas bandas para caldear el ambiente. A BOLU2 DEATH les costó mucho trabajo, y no sería por ganas de intentarlo. Tras sonar la introducción inicial, su cantante Mario agarrararía el micrófono y desde el minuto uno  intentaría meter de lleno a los asistentes dentro de su ensamblado espectáculo de fusión metal, hardcore y samplers bailongos, animando a que se pusieran a danzar desde el principio. Así seguiría posteriormente, repitiendo que estaban allí para liarla, y la verdad es, que la gente hizo bastante caso omiso ante sus buenas intenciones, y conste que saben azuzar al público bien, pero aquí les vi algo desdibujados. Algo de impotencia se tiene que sentir sobre el escenario cuando intentas montar circle pits y lo secundan algunas personas contadas con los dedos de las manos. Tal vez tuvo la culpa el sonido, que no era el adecuado para crear esa atmósfera destructiva que acostumbra a entregar la banda, en la que es tan importante que las numerosas partes grabadas que utilizan conjunten bien con lo que ellos ejecutan en directo. Intentaron al comienzo acercarse al público con frases como ¿sabéis que hoy es el día del orgullo freaky? para presentar el tema “Modemformers”. Después entregarían algunos temas nuevos buscando reacciones novedosas ante un público que sobre todo observaba, en lugar de participar, como continuamente pedía la banda. Hacia el final con “La Estamos Liando” si lograron algo más de animación. No creo que se llevaran la mejor de las sensaciones del público madrileño en esta ocasión.

Tras un parón (que se hizo algo largo) para cambiar de banda, y sonorizar a gusto de los siguientes participantes, RISE TO FALL levantaban el telón con su presencia bajo el sonido de una intro y exponían su poderoso death melódico que en Madrid tras cuatro años sin pisar los escenarios de la capital. La experiencia adquirida tras girar por lugares tan distantes como China y algunos puntos de Europa hace sin duda tenerles en cuenta como banda internacional, porque estos músicos suenan tal cual si mediamos con ciertas referencias. Bien conjugada la voz en modulaciones por parte de su cantante Dalay Tarda, aquello fue adquiriendo el grosor esperado enlazando temas de sus distintos trabajos. Se metieron a la sala en el bolsillo desde el primer momento gracias a “End vs Beginning”, “Redrum” o “The Threshold”. Sin demasiados análisis previos sobre cada tema, sólo los necesarios para no descarrilar la locomotora puesta en marcha, se limitaron a tocar y dar sus muestras de cariño al público madrileño, quitándose la espinita de no haber podido tocar en la ciudad un par de meses antes tras cancelarse el concierto de Ill Niño, a quienes estarían acompañando en gira.

Poder ver por fin a los ucranianos JINJER y dar por sentado que son capaces de mostrarte sobre las tablas lo mismo que hacen en un disco de estudio, es algo que complace, teniendo en cuenta la cantidad de producciones que se realizan con unas trazas luego imposibles de hacerlas sonar en directo con esa pureza. Ya en sí, Tatiana, su cantante, tiene ese tipo de aura que la marca como un ídolo. Sus gestos, sus movimientos, sus miradas, y esa forma de cantar que es capaz de oscilar entre el soul y la ganadora del concurso de gritos en la caverna, es algo que parece irreal hasta que no lo compruebas por ti mismo. Ella pertenece a ese tipo de vocalista femenina que por lo gutural ante el micrófono te hace pensar en Angela Gossow, Alissa White-Gluz o Lauren Hart, aunque la banda no comulgue con esta realidad. Tati comienza su show con delicadeza y entrega y sus compañeros se convierten en una especie de músicos consorte, dedicados a hacer sonar todo aquello con una imponente base sonora sobre la que su vocalista mueve el oleaje. Tras iniciar con un tema tan vocalmente versátil como “Who Is Gonna Be The One” y continuar con “Words Of Wisdom”, ambos sirviéndole para encumbrar su plante sobre una pequeña tarima sobre la que ya no dejaría de exponerse, le bastaría para coger un poco de aire con el fin de decir quiénes eran y de dónde venían, y a continuación Roman, Eugene y Vladislav (guitarra, bajo y batería respectivamente), hacer de aquello una olla a presión con el revolucionado “Sit Stay Roll Over”. Podemos hablar de que casi se marcaron su último disco entero, “King Of Everything”, con destellos en el tema “I Speak Astronomy” y hacia el final en “Bad Water” de su disco “Cloud Factory”, empapando la vocalista en agua su melena descubierta, así como ese camisón sugerente que mostraba lo justo para que te fijaras más en sus formas y texturas vocales. Eso sí, cuando aquello terminó, y dijo a la gente nos vemos en cinco minutos, nunca vi a tanto hombre abalanzarse hacia las manos de una mujer para al menos sentir la brevedad de su tacto, y es que ella en realidad, era como una especie de mesías.

 

 

BOLU2 DEATH en Nazca:

RISE TO FALL en Nazca:

JINJER en Nazca:

Déjanos tu comentario