Review; Trallery – “Spiritless” (Art Gate Records 2016)

Inicio » Críticas de Discos de Música Rock y Metal » Review; Trallery – “Spiritless” (Art Gate Records 2016)

Os traigo el segundo disco de los mallorquines TRALLERY. Se editará el próximo 4 de Noviembre bajo el sello Art Gate Récords y se titulará “Spiritless”.

Poco hay que decir que no se sepa ya de esta formación de solo tres miembros, si solo tres. Y quiero incidir es esto porque, aunque no ha tenido el placer de verlos en directo, se sabe que nos les hace falta nada más para llenar por completo y destrozar cualquier escenario que se les cruce.

No en vano fueron los ganadores de las batallas de Wacken Metal Battle Spain en el año 2013 y por tanto representantes de España en las batallas de Wacken Alemania, donde de entre más de 30 países quedaron los terceros. También fueron ganadores de Resurrection band contest en 2014. Dicho esto, creo que poco más se puede añadir como dato para impresionar refiriéndonos a su directo.

Pero hablemos de “Spiritless”. He de confesar que es uno de los discos más sorprendentes que he oído en mucho tiempo, así para empezar, ¡jejeje!. Hacia mucho que no encontraba un disco que realmente me entusiasmara hasta el punto de analizar cada instrumento, cada tema, y es que nos encontramos con un disco realmente especial.

A niveles de producción nos encontramos con un auténtico espectáculo sonoro. Cada instrumento está perfectamente equilibrado, en su sitio, todo se oye y entiende perfectamente. Bombos que te golpean en el pecho, líneas de bajo cargadas de growl y en perfecto equilibrio entre Sebastiá a los palos y Biel al bajo. Guitarras cargadas de medios, Palm mutes, riffs y acústicos de los que te ponen los pelos de punta, sin hablar de los innumerables registros vocales de los que dotan a “SpiritlessBiel y Humberto, bajo y guitarra respectivamente.

En cuanto a las composiciones, es para mí donde esté disco alcanza niveles que desde luego no corresponde a una banda tan joven, y me atrevería a decir que ni a un segundo disco. El thrash es un estilo que, como sabemos, puede llegar a resultar algo “mecánico”, “automático” y Trallery ha sabido dotar a las composiciones de una variedad realmente sorprendente. Los temas más duros están seccionados constantemente por riffs cortantes, con acordes disonantes y un largo etc… de técnicas y efectos, que consigue que las estructuras de los temas sean impredecibles. Pero lo más sorprendente, en mi opinión, no es esto, sino la inclusión de las secciones acústicas en los temas o más lentas aunque no acústicas, donde prima más la sensibilidad instrumental que la velocidad, ferocidad, brutalidad o como queráis llamarlo.

Si hay un caso en el que pueda decirse que el título de un álbum es “inapropiado” y que no resulte molesto o insultante, este es el caso, obviamente bromeando, jejeje.

Los mallorquines han conseguido aportar a este disco un “espíritu” especial. Es un disco que no explota técnicas como Blast Beats, o dobles bombos ultra rápidos y sin embargo te transmite una fiereza espectacular. Pero en la misma medida es capaz de emocionar en sus secciones más lentas, con solos de guitarra llenos de feeling.

Un ejemplo perfecto para que podáis entender esto que os comento es precisamente el single de presentación del disco, que si bien es cierto que es algo más extenso que los demás si es un reflejo fiel de lo que podremos encontrar en el disco. En este tema nos encontramos THRASH así, en mayúsculas, hasta que en cierto momento nos regalan un cambio de registro que por momentos llega a coquetear con el jazz, para dar paso a un solo de los que, como yo suelo decir, hace que los niños les pidan guitarras a sus padres, jejeje. Es cierto que hay temas más directos y cortos, pero este ejemplo que os he contado no es el único del disco. Es realmente sorprendente.

Un disco con una madurez y unas maneras impropias de una banda tan joven y que sin duda alguna será una banda referente en nuestro país y espero que en el extranjero. Calidad desde luego que no les falta.
En resumen, en la época donde existe más oferta de la que jamás existió, donde es más fácil acceder a ella que nunca y donde por tanto , damos menos oportunidades a lo que escuchamos, Trallery se planta con un disco de los que te remueven, de los que te hacen sentir cosas, algo realmente difícil de conseguir. Sin duda será uno de los discos de este 2016.

Mi más sincera enhorabuena por este trabajo. Compra obligada.


Déjanos tu comentario