“Anvil is Anvil” El nuevo trabajo de Anvil

Inicio » Críticas de Discos de Música Rock y Metal » “Anvil is Anvil” El nuevo trabajo de Anvil

“La idea detrás de nuestro último álbum es: somos lo que somos, y eso es lo que va a quedar!”

Anvil PORTCon estas palabras anunciaban su nuevo trabajo los chicos canadienses de Anvil. Y aunque sinceramente, al iniciar la escucha, el principio de su inicial me ha hecho pensar que me había confundido de artista con Alestorm, en arrancar la batería y los riffs de guitarra me han devuelto los pies a la tierra, es Anvil, y efectivamente, se mantienen puramente fieles a su estilo.

¿Qué tiene que ver Alestorm con Anvil? en cuanto los cánticos piratas inunden vuestros oídos en la primera canción entenderéis porqué. Y es que empieza con unas voces a coro entonando una saloma pirata bajo el crujir de la madera de un barco. “Daggers and rum” (Dagas y ron) es el título de este primer tema, y a mi personalmente es el que más divertido me ha parecido del disco, una melodía en la voz muy pegadiza y un ritmo muy contundente que cambia desde el estilo más puro de Accept a los estribillos más pegadizos de Alestorm. Sin duda es la principal novedad de Anvil en este disco y que será un éxito en directo.

El siguiente tema “Up, down, sideways” si es el más puro estilo de Anvil, eso si, el registro de Steve Kudlow es increíblemente cercano al de Lemmy Kilmister (descanse en paz), y es un toque de humor y reconocimiento en honor al ya fallecido vocalista de Mötorhead, del cual era gran amigo. Quizá un par de “Born to lose” en mitad del tema nos confirman que es claramente una dedicatoria a la banda británica. Aunque esta no es la única canción con esa esencia de Mötorhead, en el séptimo corto del disco nos encontramos con “It’s your move” un tema muy completo, de nuevo con la voz cercana al estilo de Lemmy y con unos riffs de guitarra muy buenos que harán felices a los seguidores de la banda, y atraerán a muchos del género.

Todos los temas del disco suenan como una sola pieza, y sin embargo está presente la gran diversidad que son capaces de componer la banda, a todo esto se le suma la gran capacidad de mantener el ADN de sus clásicos y nos da como resultado “Die for a lie”, la cual suena como una versión contemporánea de su “Jackhammer” (Metal on Metal, 1982). Le sigue una de las más dinámicas del disco, “Runaway Train”, que cuenta con las mismas señas de identidad que “Green Smoking” (Plugged in Permanent (1996), con el único cambio en la madurez de las voces de Kudlow.

En “Gun control”, uno de los temas más pesados del disco, la banda demuestra que una postura política clara, al igual que con la ya citada “Die For A Lie” en la cual también denuncia el papel ambiguo de la iglesia.

Con la canción de “Forgive don’t forget” se dice todo acerca de la actitud de la banda sobre una postura militar… con un tono duro y coros como si de un desfile se tratara, la canción queda rota por un golpeo de batería constante, marcado y un solo de guitarra rápido melódico.

Otro tema pesado y con la esencia característica de Anvil en su primer nivel es la de “Zombie apocalypse”. un corto a tiempo lento y con varias voces en estribillo acompañando a Kudlow.

“Fire on the highway” es el tema donde lo que más destaca es la batería, con cortes muy variables y ritmos rápidos y complicados donde recuerdan a unos Megadeth en sus últimos discos, donde el vocalista de Anvil saca su rabia en la voz, donde, excepto en los estribillos, “habla” melódicamente más que entonar como en el resto de temas.

“Run like hell” es otro de los temas constantes y rápidos del disco, con muy buenos riffs a doble guitarra bien diferenciada, que personalmente es de los temas del disco que más me ha gustado.

El corto de “Ambushed” es el que tiene, a mi parecer, el sonido del Heavy más clásico del disco, batería alternando doble pedal con golpe seco y algún contratiempo en los platos; una guitarra con un riff demoledor y un solo exquisito.

Como conclusión del disco tenemos un bonus track “Never going to stop” donde como dejan bien claro “Anvil es Anvil” y “Nunca van a parar”.

Estamos ante un disco muy trabajado, con una producción y sonido excelente, y sobretodo  una composición magnífica. Así que si no conoces Anvil y te gusta el Heavy metal contundente y ligeros rasgos de Thrash, deberías empezar por a pegarle una escucha a esta magnífica banda.

En cuanto a mi valoración personal, me ha parecido un disco excelente de pies a cabeza, me ha recordado a muchas bandas y lo mejor de ellas, y sobretodo, en ningún momento he dejado de escuchar a Anvil en ningún corte.

Anvil en Spotify:

spotify:artist:0maNhqGx60ucjS4UaAH6cP

Déjanos tu comentario